Feliz año nuevo a todos!!. Propósito: Aprender Blender.

Bueno, ya estamos en 2013, todo sigue en su sitio y añadimos la el calendario Maya a la lista de predicciones del fin del mundo fallidas.

Hace unos días que mi amigo y colega Antiheroe me insistía en que probara Blender. Ya lo había hecho con anterioridad, hasta tal punto que lo baje y probé a hacer algo rápido, pero siendo sincero, con poco interés. Pero esta vez, no sé si por tener ganas de animar algún personaje o algo, me propuse probarlo un poco más afondo.

Como siempre hago, lo primero que pruebo es un mix entre iluminación, materiales y motor de render, para ver los resultados que puedo obtener. La verdad es que me encontré con un programa no muy intuitivo, algo que sobresalta porque tiene un sistema de ventanas distinto a cualquier otro programa que haya probado o utilizado. Vamos, que estaba más perdido que un pez haciendo alpinismo.

Tras estos primeros sustos, me encuentro con dos motores de render perfectamente integrados en el software, uno más standar (que parece que no tiene implementado la GI) llamado “Blender Render”; y otro unbiased, capaz de renderizar usando tu tarjeta gráfica (GPU), llamado Cycles.

Me han encantado y la verdad es que además de potentes son rápidos y ligeros, aunque también tienen sus peros, ya que sobre todo Cycles es bastante nuevo.

No seguiré analizando mucho más, ya que no pretendía hacer un análisis, si no mostraros alguna prueba de animación, el punto fuerte por el que me decidí a meterme más en serio. Sólo añadiré que el sistema de rigg y animación en Blender son “cojonudas” (permitidme la expresión, no pretendo formar un club de caballeros para fumar puros y beber coñac sentados en un butacón).

Sin más, aquí os dejo lo primero que he hecho con Blender, renderizando con Cycles. La postpro la he hecho con After, pero Blender tiene algo que quiero probar más en serio, la posibilidad e hacer la composición en el propio software, usando nodos bastante sencillos.

Character by Michael Edewaard

Share it